La Central… un lugar para perderse

No era la primera, ni la segunda vez que pisaba La Central, que en sus distintas versiones ocupan tiendas de museos, pero, sí la segunda que entraba en la que que está ubicada en Callao.

sssss

Siempre con ganas de volver, y con la mala pata de hacerlo casi a final de mes, donde no puedes dar rienda suelta a los caprichos, pero si al “tengo que volver a por ésto en una semana”

ssss

 

Sin duda,me pierde la zona infantil, como es de esperar con sus cuentos y juguetes. Y sobre todo, lo que me encanta, es el techo conservado y restaurado y los rincones que hacen de este templo de las letras un sitio muy especial.

sss

 

Para un plan mañanero, el dejarse caer, desayunar en su cafetería y buscar un libro para la mesilla, sin prisas…

sa

Pues nada, feliz semana… empezamos tranquilamente…

Nuevos retos

Antes de tirarme de cabeza a buscar un rinconcito en aquella gran manzana (mil gracias por las recomendaciones) quería dejar testimonio de mi primer día de clase de costura…

 

Sí, clases de costura, no se dar puntadas sin hilo, ni con hilo, ni haciendo magia, y no puede ser. Nos hemos vuelto unos inútiles con necesidad de comprar o con la libertad de recambiar todo aquello que se nos rompe y que en realidad no sabes por dónde cogerlo.

En los países nórdicos, los niños tienen incluidas clases de costura, de plancha, de cocina…, en fin, clases de supervivencia básica. Es que soy muy fan de la educación nórdica, desde luego, si existe una manera más coherente de aprender es la suya. Una educación dirigida, seleccionada, individual y excelente…

Así que, yo me veo, con treinta añazos mas uno, sin saber coger un bajo o coser un botón sin gastar un cuarto de bobina.

Captura de pantalla 2013-10-03 a las 10.00.09

 

Aquí en mi barrio, hay una tienda muy apañada, con unas telas preciosas y donde me he lanzado al mundo de la costura. Mama madejases su nombre.

Captura de pantalla 2013-10-03 a las 09.58.04

Yo de momento, cuando veo las telas, sólo se me viene a la cabeza regalos que envolver, qué se le va  hacer, si no tengo vocación de modista, si yo le hacía trajes a las muñecas rematándolos con un nudo. Y así las tenía a las pobres, en un eterno caribe vestidas con pareos. Así que, con mi máquina en mano, porque eso sí, ya tengo una súper máquina del Ikea, la mar de apañada, me voy a dedicar a hacer… algo… ya iré contando mis avances ya…

 

Feliz Jueves, para mi empieza un fin de semana laaaaaaaaaaaargo de trabajo…

Reflexiones de un sábado cualquiera.

.

.

Brilla el sol, de eso no hay duda. Los minutos pasan despacio, tranquilos, dejándose llevar, y desde que despertamos, la sonrisa es una constante.

Un paseo tardenochero por el centro, recorriendo calles llenas de vida, de sobra conocidas, compras en tiendas donde sabes que no fallan y que tienen justo lo que necesitas y soñabas. Un paso detrás de otro, con la tranquilidad de coincidir en pensamientos, risas, modos de ver. Chiribitas en los ojos al pensar en tantos nuevos proyectos a la luz de las velas del Bar Amor, porque nunca falla, y siempre que podemos y nos acordamos volvemos. Nos imaginamos un salón tal cual para nuestra casa, una pizarra para fomentar la creatividad. la comida siempre perfecta, con cuidado y buena materia prima. y seguimos paseando, entre cientos de ojos que observan como salimos volando y aterrizamos en primera posición de ballet.

Rutinas de sábado por la mañana, a gustito, soñando con la playa, que ya queda nada, con nuestras miradas… una foto de los wonderful, que me saca una sonrisa y deseo aún más tener arena entre los dedos…

Un gazpacho y una dulce siesta que aprovecho para reflexionar. Qué fácil es la vida cuantos más sencilla es. Tres cosas se necesitan, o una, simplemente su compañía…

Y dejo una canción lenta, con sabor a atardecer, donde con un guiño me acuerdo de mi querida Coco y vuelvo en silencio a la tranquila siesta…(haz click en la foto)

.

.

Estoy en FACEBOOK

Ojos que no ven… torta que te das…

Cuántos años llevaré diciendo que me tengo que hacer unas gafas nuevas…, cuántas noches con las lentillas pegadas hasta formar parte de la manera más íntima con mis ojos, tanto que les falta poco para que duerma con ellas…

logogafas

Pero, he de decir a mi favor y por favor, que todo lo que tiene que ver con los ojos es algo caro, y tamaña cantidad de dinero no me sobra casi ningún mes y si ya coincide con periodo vacacional, o con bodas, viajes,…, vamos que llevo alargando el momento casi cinco años…, lo sé, lo sé…

...

 

El caso, es que ya somos dos buscando un par de lentes y, me ha vuelto a adelentar, yo, ya las tenía, eran perfectas, grandes, atrevidas, únicas, me sentaban poco menos que  majestuosa, pero, he aquí el problema de ser más cegata de lo permitido, de que el grosor de mi cristales supere la montura, un milímetro, suficiente para que me haya ido con la cabeza baja y para seguir buscando, bueno ya mostraré en qué queda…

 

El que me ha adelantado, ha tenido más suerte, y a la vez la búsqueda nos ha dado algún que otro desayuno y merienda… Pasamos y entramos a una nueva óptica la mar de bonita y la mar de triste que te vas de saber que son algo más que un capricho, pero aún así, el impulso de quedarte con alguna es casi irrefrenable. Dicha óptica es Óptica ToscanaHay auténticas maravillas, algo compré sí, un líquido para las lentillas que te dan en una preciosa bolsa de tela…

IMG_5346

 

La segunda, y para de contar, es la Óptica Caribouen mi querida Calle Espíritu Santo, más vintage no se puede ser y aquí, premio!, hemos encontrado las suyas, perfectas, precio normal y muy estilosas, sí señor!

foto de la web

foto de la web

En fin, que una cosa pendiente menos…

El tarro de ideas

Cuando empiezas a sumergirte en el #detalle de querer hacer las cosas más bonitas posibles, no siempre es fácil encontrar material que te ayude con la tarea. Bien es cierto que en Madrid cada vez hay más sitios a los que acudir y que por internet existen bastantes tiendas online.

#Japón si que era un paraíso en papelería, tapes y detalles cien mil, pero nos queda un poco lejos, así que hay que lanzarse a la calle y a la red en busca de… cosas bonitas.

De casualidad, o no, no recuerdo a través de quién llegué a la web de El tarro de ideaspero cuando me enteré de que tiene un pequeño rinconcito en #Enfant Terrible, no pude más que dejarme caer con la excusa de otras compras.

foto de petitcares

foto de petitcares

Y entre todas las cosas que me hubiese llevado, ya volveré!, elegí un Fábric Tape , vamos como un celo de tela, la mar de chulo y que queda estupendo con el papel craft.

foto de petitcares

foto de petitcares

Y un Clear Tape (qué os parece mi vocabulario de creerse entendida…?, sólo copio), que es chulísimo… o no?

foto de petitcares

foto de petitcares

Y eso es todo, yo es que soy una obsesiva de los regalos de y de su presentación, que todavía me lleva aún más tiempo, Hay personas que ni lo miran, no le prestan atención y otras que como yo, que a veces prefiero quedarme con lo de fuera en vez de lo de dentro…

Entre partituras, no mías, si no del sastre os deseo Feliz Martes

 

 

 

 

 

 

Enfant Terrible

Dediqué un par de días para comprar todos los regalos, pero llevaba semanas pensándolos, así que la tarea no fue nada difícil.

Me lancé de cabeza a los pequeños creadores, y desde luego un sitio al que no le faltan pequeñosgrandísmos creadores es al maravilloso espacio de Enfant Terrible. ¿Habéis entrado?, no? pues tiene miles de ideas para regalar y autorregalar…enf1

Yo, tenía bastante prisa, como dije, por mi ansia regalil, y me paré un rato largo en El Tarro de Ideas, pronto le dedicaré un post a las cosas tan bonitas que compré, merecen un post aparte. Además he de confesar que gracias a que sabía de su presencia allí, planté mis pies en mi recién descubrimiento. Es un pequeño templo de packaging que te mueres de las cosas bonitas que tienen.

Y donde también paré fue en Mi Fábula, y le compré una súper pulsera a mi hermana que va a ser futura mamá que le encantó. Puedes encargar que te escriba lo que quiera en la pulsera y hacer un regalo súper personalizado y bonito. Yo ya tengo el ojo echado a una o unas cuantas… También compré dos, más sencillas para mis cuñaillas, y porque me contuve…

foto de la web

foto de la web

En fin, que volveré y volveré…