Tengo una misión!

Hoy tengo una misión, y un reto.  Y cuento el qué y el por qué…

 

Ayer, mientras preparaba la cena, me llega un mensaje de Satur, “sal al pasillo de fuera”…  Yo, sin soltar el cuchillo, salgo corriendo y me encuentro la puerta de mi vecina llena de telarañas y el pasillo lleno de guirnaldas de Halloween blancas, negras y naranjas… Qué ilusión me hizo!! Yo, en la vida he celebrado tal festividad, pero todo lo que sea decorar y poner un toque diferente a los días, es algo que me pirra…

Para que podáis entender lo divertido de la situación, el edificio donde vivo está compuesto por cuatro bloques con cinco pisos y un patio interior. Y cada piso, cruza de lado a lado el patio por un pasillo acristalado, por lo tanto se ve todo, y ya no somos el único pasillo engalanado de Halloween, se ha sumado otro más y, me da a mi que se va a contagiar…

Y yo, no me puedo quedar atrás, tengo que decorar mi puerta y formar parte del mundo de las brujas, arañas y fantasmas… Así que me voy a poner manos a la obra… Y en Navidad?…, ya me lo estoy imaginando…

Manos a la obra…