Tenía razón…

Tenía razón, “estamos deshumanizados”. 

Por qué en aquel sitio, que presume de calidad y ecología, tiraron aquellos huevos recién hechos por equivocación de pedido, o mandaron mis botes de mermelada recién estrenados a la basura?

Por qué en la tienda infantil de enfrente son capaces de cobrar por un abrigo setecientos euros que va a durar una temporada? A caso es que los mortales de clase media no tenemos derecho al handmade.

Estoy pasando una época en la que no me creo nada y dónde creo a poca gente. Esto, que podría provocar una ola de energía negativa, consigue todo lo contrario, y me siento afortunada de andar con pies de plomo buscando en qué y quién confiar.

Desde luego, la maternidad ha dado sentido a mi vida. No por el amor infinito, sino por la responsabilidad de crear personas de calidad, ahora vulnerables y plásticas.

Me siento un tizón capaz de enderezar, de momento, a un par de personas que sientan como valores imprescindibles el respeto, la autenticidad y la empatía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s