Estos cincos meses

  

Y se acabó! Hoy hace cinco meses que somos cuatro. 

Y me apetece hacer balance, porque me siento diferente, no sólo por lo obvio, siento haber girado las tuercas varias veces. Todavía no tengo muy claro qué ha cambiado dentro de mi, pero es algo que me gusta.

  
Ser madre por segunda vez, me demuestra que la experiencia es un grado.

Lucas llegó de pie, mimoso y con una necesidad de estar abrazado que me encanta satisfacer. 

No sabes cómo, pero el amor se multiplica, se multiplican los abrazos, los besos, los juegos… Y de repente, me veo tan absorbida por la situación, que me cuesta pensar que ahora es lo que tengo que hacer, disfrutar de esta locura que es la maternidad, y comienzo a dejarme llevar, a olvidar los paseos, las cafeterías, y cualquier plan cotidiano.

  
Decidí vivir una baja maternal con mis dos pequeños, como una gallina y sus pollitos, sin despegarnos ni un sólo día, con sus momentos duros, pero con la cosa de haber exprimido el tiempo con Celia y con Lucas.

He buscado la manera más sencilla y lógica para educar, procurando ser modelo de actitudes y aptitudes. Bajándome a nivel infantil para poder comprender sus dos años de continuos cambios, dándole el espacio que necesita, respetando su ritmo y estando bien cerquita por si me necesitaba.

Pero, sobre todo, he puesto en orden mis prioridades, y lo tengo claro, no me importa el ritmo vertiginoso de la vida, ni al que nos hace caminar la sociedad. Yo, me bajo, y tengo más claro que nunca que hay tantas formas de hacer las cosas!, que el respeto por todas ellas hace que mi tolerancia haya aumentado.

 
Ella, con una fuerte personalidad, con una curiosidad gigante y con fuerza para comerse el mundo. Me tiene loca, me encanta observarla y ver como cada día es un poquito más mayor. Me encanta ser parte de su vida, ser su punto de referencia y su guía.

  

Él, ya me tiene ganada. Desde que entendí con su hermana, que cada nino es un mundo y tiene diferentes necesidades, estoy entregada a descubrir el cómo es y qué le gusta. Y de este modo, relajado, me dejo llevar, entre mimos.

 
Y todo esto de su mano, somos un equipo, de cuatro, indestructible, maravilloso, único.

Nos entendemos como nadie, y eso, es lo que nos vale.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s