El sonido de los colores (Jimmy Liao)

Hoy me apetece hablar de cuentos, porque es viernes, porque llueve, porque siempre es inspirador empezar el día con pocas palabras y grandes ilustraciones.

Perderse en las ilustraciones, buscando significado, estrujando los colores, saboreando las imágenes, es lo que más me gusta de leer un cuento. No ya, las cortas frases que casi sirven de complemento, al contrario que una novela, sino lo que representa el cuento en su conjunto, una montaña de colores, olores, recuerdos, maravillas, …, que poco a poco te va enganchando y hace que la sección infantil sea mi preferida en cualquier librería.

Hoy presento, uno ya bien conocido para quien gatea por este mundo, un cuento de Jimmy Liao,  El sonido de los colores. 

DSC_0606

 

Jimmy Liao, ilustrador chino que a los cuarenta años decide replantearse su vida y su carrera y comienza a ilustrar libros tanto para niños como para adultos. Podemos encontrar diecisiete pequeñas maravillas creadas por él y editadas por Barbara Fiore, su editora en España. El sonido de los colores, es uno de los últimos, cargado de poesía, donde una niña ciega de quince años explora su ciudad, el metro en particular, en busca de sonidos, de colores, de mundos diferentes,…, dejando volar la imaginación.

DSC_0607

Y comienza con una frase de W. Szymborska “Es una gran suerte no saber del todo en qué mundo se vive”. Y comienza a volar la cabeza, hacia pensamientos abstractos que cuestan a diario…

.

.

La dureza, desde mi punto de vista, de no saber, acompañado de la libertad de poder pensar que el mundo no tiene límites, porque no los vemos, ni los creemos…

.

.

La vida, imprevisible, dando sorpresas, cambiando el rumbo sin esperarlo, adaptando nuestra mente y cuerpo y no al revés…, subidos al metro, sumergidos en un libro, dejando a un lado a los pasajeros, buscando el aleteo de las mariposas…

.

.

Volando, alto, alto, alto. Para ver con perspectiva, para no caer en el bullicio, para no perder el norte, que entre tanto edificio, coche, gente se nos despita.

.

.

 

“Ahora ya no tengo que pasar sin ello:

todos los colores se traducen

en sonidos y olores.

Y resuenan como melodías

de belleza infinita.

¿Para qué quiero un libro?

El viento hojea los árboles

y sé lo que allí son palabras

y las repito a veces en voz baja.

Y la muerte, que arranca ojos como si fueran flores,

no encuentra ya los míos”

Rainer María Rilke

 

 

Así me despido, feliz fin de semana, de panza de burra, de pasear abrazados a quien más quieres, a un paraguas, a uno mismo… Calmachicha que da la lluvia…

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s