Reflexiones de un sábado cualquiera.

.

.

Brilla el sol, de eso no hay duda. Los minutos pasan despacio, tranquilos, dejándose llevar, y desde que despertamos, la sonrisa es una constante.

Un paseo tardenochero por el centro, recorriendo calles llenas de vida, de sobra conocidas, compras en tiendas donde sabes que no fallan y que tienen justo lo que necesitas y soñabas. Un paso detrás de otro, con la tranquilidad de coincidir en pensamientos, risas, modos de ver. Chiribitas en los ojos al pensar en tantos nuevos proyectos a la luz de las velas del Bar Amor, porque nunca falla, y siempre que podemos y nos acordamos volvemos. Nos imaginamos un salón tal cual para nuestra casa, una pizarra para fomentar la creatividad. la comida siempre perfecta, con cuidado y buena materia prima. y seguimos paseando, entre cientos de ojos que observan como salimos volando y aterrizamos en primera posición de ballet.

Rutinas de sábado por la mañana, a gustito, soñando con la playa, que ya queda nada, con nuestras miradas… una foto de los wonderful, que me saca una sonrisa y deseo aún más tener arena entre los dedos…

Un gazpacho y una dulce siesta que aprovecho para reflexionar. Qué fácil es la vida cuantos más sencilla es. Tres cosas se necesitan, o una, simplemente su compañía…

Y dejo una canción lenta, con sabor a atardecer, donde con un guiño me acuerdo de mi querida Coco y vuelvo en silencio a la tranquila siesta…(haz click en la foto)

.

.

Estoy en FACEBOOK

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s