Libertad para sentirse

Decía ayer que las cabezas humanas están muy perjudicadas, y aquí me quedo, porque juzgar, herir, sentirse juzgado y herido es todo uno. Pero cada uno es libre para sentirse, para creerse y para andar por este mundo.

A parte de ser el lugar donde, en cierto modo, produzco la materia prima para volar, no es nada más. Y ésto, me permite disfrutar un poco  más si cabe de sus pequeñas cosas, porque sé que habrá un fin, y con un vértigo que no me atrevo ni a pronunciar, el fin está relativamente cerca, para mi suerte, para mi desgracia, para darle la vuelta a mi mundo…

No merece la pena, no hay que dar tanta importancia, a opiniones lanzadas al aire en una habitación o vertidas en la red, cada uno es dueño de su cabeza, de su verborrea, de sus vivencias y puntos de vista, de su manera de afrontar y de tirar para delante. Cada uno se construye y destruye a si mismo.

feliz domingo…

 

hoy, me imagino en fuerteventura, mirando al mar en aquella playa solitaria, dejándome tostar por el sol, con un buen libro cerca… y tratando de imaginar todo lo que está por venir…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s