Riz au Lait de Quai Sud…

Vamos  allá…, me confieso, antes de que alguien pueda juzgarme, soy un desastre con el tema de los postres, me entran las prisas, o cambio los ingredientes, o me paso de tiempo, o me quedo corta. Me encanta hacer cosas nuevas y me entran tantas ganas de saber el resultado que me anticipo.

Pero esta vez no, seguí las instrucciones (las tres frases, imposible perderse) y le puse todo mi amor…

.

.

Hace ya medio año, una amiga muy especial nos regaló una maleta antigua llena, llenita de cosas maravillosas, y entre ellas un arroz con leche al chocolate. Yo para mis adentros, pensé, “este te sale seguro, tiene que estar tirao”, y lo guardé en un armario hasta que encontrase el momento perfecto para hacer el experimento. Y fue ayer. Y lo cuento. Y lo muestro.

Más que nada, porque es una manera fácil de hacer un postre, quedas fenomenal, si lo clavas, y puedes encontrarlo en tiendas gourmet, ayer lo vi en isolee (donde por cierto me compré un té de limón con muy buena pinta).

También se puede encontrar en su página Quai Sud, tienen una de cosas divertidas y ricas…

.

.

Viene preparado en una botellita con todos los ingredientes preparados donde sólo hay que hacer tres cosas…

.

.

Quitar el papel al caramelo y partir la vaina de vainilla en dos…

.

.

Echar la mezcla en un cazo, añadir 750cc de leche fría, esperar a que hierva y cuarenta minutitos dándole vueltas el compendio de elementos dulces que allí se van cuajando… Y lo prometo, que me caiga de la silla, que estuve cuarenta minutos dando vueltas, y siempre en el mismo sentido, la razón?, me acordé de cuando mi madre y mi abuela preparan chocolate y la regla de oro es “no cambiar el sentido”

.

.

Y el resultado, fue este, un postre para trapecistas que pueden degustar mientras vuelan por los aires, porque no se despega del plato, y capaz de producir una obstrucción esofágica si te descuidas… Porque no eran cuarenta minutos, y debería haber seguido a mi cabeza impaciente y haberlo retirado antes o haber parado en la vuelta un millón hacia la derecha de la cuchara de palo!!!!…

Mis comensales, se lo comieron, despacio, con té o agua en su defecto y he de decir, que de sabor estaba bueno, pero de espesor… en fin creo que las múltiples propiedades del resultado lo convierten más en un instrumento de bricolaje que en un postre.

Pero, diré en mi defensa, que el próximo será una balsa de chocolate con arroz flotante y en su punto

 

Estoy en FACEBOOK

2 pensamientos en “Riz au Lait de Quai Sud…

  1. Pingback: Una maleta mágica | petitcares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s