Sole Alonso y sus alfileres

No estaba segura de hacer este post, pues no quería ser pesada con la boda. Luego, por otro lado, puede que sirva para alguien que ande un poco perdido. En fin, que allá voy, hoy, desvelo otro gran secreto, si no el mayor…, el vestido.

Yo, no hice recorrido de tiendas, ni me probé decenas de trajes, sabía lo que quería y dónde lo quería. Tal era mi idea, que no lograba encontrar nada que se le pareciese. Tenía claro que quería que tuviese tul, mucho y que tuviera un aire a un gran tutú de ballet. Quería algo de color, sencillez pero con cierto toque.

Y así me presenté en el taller de Solé Alonso, o Friki, por aquel entonces. Y con un batiburrillo de ideas enseguida supo lo que quería.

20130313-030910.jpg

Sole me decía que iba a parecer una nube de tul,pero yo estaba encantada…

Y así pasaron las pruebas, siempre divertidas, con la delicadeza y la paciencia de decenas de alfileres, bajando escote y algo más la espalda. Cada día una compañía nueva que coincidía en que era totalmente yo, y eso me encantaba, eso, era lo que buscaba. Vale que por la calle no voy de esta guisa, pero si pudiera…

20130313-031426.jpg

Hasta que llegamos al momento que tanto esperaba, “el toque”, la nota de color daría sentido a tanto trabajo.

20130313-031611.jpg

El vestido, al ser de talle bajo, necesitaba algo que cortase y lo hiciese único. Aquel boradado me maravilló desde el primer momento y fue el motor de búsqueda de mis zapatos, y de darle un toque dorado al resto, como mi querida diadema de Lía Terni que comenté aquí que acompañaban a los pendientes maravillosos de mi bisabuela.

20130313-032059.jpg

Y el detalle verde como primera capa, era algo que tampoco podía faltar…

20130313-034557.jpg

Como resultado, un vestido muy cómodo, muy, muy, muy ligero, con el que bailé toda la noche sin parar…

20130313-033032.jpg

Y con el que casi llegué a tocar la luna…

20130313-034729.jpg

La experiencia de hacer un vestido desde cero, a medida, con pequeñas ideas que se van haciendo grandes, donde participó todo aquel que entró conmigo en el taller y me ayudó a decidirme, forma parte de uno de los recuerdos más bonitos. Porque lo especial y divertido es disfrutar el día, el momento, pero tener el placer de disfrutar del camino es algo que aún merece más la pena…

Feliz Miércoles…

(menos mal que no quería hacer este post…)

Ah!, que no se me olvide, las fotos Lucía M… Siempre al detalle

2 pensamientos en “Sole Alonso y sus alfileres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s