Un buen día

Es realmente tarde, pero no lo suficiente como para dejar caer el uniforme y volver a casa despacio, sin prisa.

Trabajar de noche es un tanto pelma, tiene sus ventajas, pero las pegas son algunas más. Aunque, ya que estamos, y tenemos que trabajar, no dudo en hacerlo de la mejor manera posible.

Hace un par de días brindábamos y confesábamos nuestros deseos a medio-corto plazo, lo que sería en un espacio de un año, y varios fueron los deseos que compartían el mismo camino y dirección, otros hubo y entre ellos el mío, dar un giro a mi lado profesional, enderezar lo, sacar los pies del tiesto, dejar de conformarme, buscar y encontrar.

Y ahora que todos duermen, leo el nuevo post de los increíbles Wonderful, y cómo tener un buen día.

20130312-035655.jpg

Y aquí lo dejo, para que de otra vuelta, para que nos demos cuenta de que es cosa nuestra el tener un buen día, que hay que cuidarse, no dejar que nadie nos amargue, que hay mucha gente dispuesta a ésto, mimar a quien nos importa…, una cenita improvisada, un beso, darse cuenta de la suerte de haber caído cerca…

Que el futuro es ahora,no se nos olvide…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s