Un guiño y un te quiero

Seguramente hoy no  escuche sus pasos por mi rincón, ni tenga tiempo para asomarse desde la ventana. Hoy, día en el que cumple años, donde treinta y cinco años atrás  fuera tan especial y quedaría para siempre nombrado como el día de los aniversarios por excelencia.

Hoy no tendrá tiempo para  asomarse a mi ventana, ni de lanzarme un beso virtual, porque espero que se pase el día estirando comisuras, por las sorpresas, que las habrá, o por las carcajadas que seguro también.

En un Liberty desconocido

En un Liberty desconocido

A veces, sus ojos entristecidos por la miopía, reflejan un “algo” que no me gustan. Dice que se hace vieja, y yo, no paro de repetirle que eso se lleva dentro, que hay que cuidarlo, que hay que mantenerse viva, que hay que quererse cada día un poco más y que  el tiempo libre es maravilloso para todo eso…

Hoy aquellos dos que les gusta disfrutar de la vida como viene remarcado en mis genes tiene un día muy especial por delante que celebrar… Las bodas de Esmeralda. 

Felicidades!!!!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s