Poesía en la ciudad

Cien personas, cien cámaras (o alguna más), entrenubes, desayuno y rizos…

20121217-082619.jpg

Así, en cuatro parpadeos, comienza Poesía en la ciudad, una experiencia de la mano de Álvaro Sanz y Beatriz de Con botas de agua

El punto de partida, Motha, siempre es un placer volver, y aunque est vez no nos sentamos en las sillas de madera, sí disfrutamos de un desayuno-picnic de lo más suculento y natural, un cafetito y a escuchar a Álvaro.

20121217-083638.jpg

Ya sólo con verle sabría que me iba a gustar, no sé, desprende una energía que no es difícil darse cuenta de que va a ser divertido.

20121217-083839.jpg

No divertido él, que sí que lo fue, divertida la situación, el salir de la rutina, de los pensamientos de todos los días, de la marea blanca que me llamaba dos calles más abajo y de la necesidad de hacer cosas diferentes. Gracias de antemano por esto, vivimos tan metidos en una ruleta que cuando salimos, el verla girar, da miedo… Pero bueno, a lo que íbamos…

20121217-084136.jpg

La expectación asegurada, y el barrio perfecto. Qué recuerdos de aquel día con Lucía. Ya elegí ese barrio porque cuando paseas por él es como si entrases en otro Madrid, un Madrid especial, castizo, y moderno a la vez.

20121217-084615.jpg

Me puse en modo automático, creo que no era el momento de investigar la cámara, sabiendo que a penas la entiendo y frustrarme por no poder hacer esto o aquello. Estaba allí para escribir con mi mirada un capítulo de poesía en la ciudad

20121217-084855.jpg

Segunda parada, Plaza de Santa Ana. La ciudad despertando, porque aunque son las once de la mañana, la ciudad se despiert con resaca, los domingos son duros y si son de Navidad, todavía un poco más

20121217-085053.jpg

Siempre hay turistas a los que observar…

20121217-085137.jpg

Y oriundos a los que admirar…

20121217-085218.jpg

Y seguimos con los consejos…

20121217-085324.jpg

Para adentrarnos en la locura de l plaza Mayor, la locura de la tradición, que como muy bien dice Bea en su blog, para los que somos de aquí, el recuerdo de no perderse la cita de la plaza mayor para comprar una lavandera diminuta o un pastor que solamente en el puesto de la esquina de la tercera fila tenían, nos emociona de verdad, y eso que llevo varios años sin ir, porque me da la impresión de que las pelucas y otros artilugios en venta han cambiado el color de mi recuerdo…

20121217-085843.jpg

20121217-085920.jpg

20121217-085947.jpg

Recuerdos que vuelan hasta alcanzar rincones insospechados donde mi abuelo intercambiaba sellos y la filatelia era el placer de algunos.

20121217-090138.jpg

Nunca fallán, bien castizos, bien arrugados…

20121217-090222.jpg

Y por mi parte, tuve que poner punto y final a mi capítulo, era hora de trabajar y aunque sabía que me iba a quedar a la mitad y que me iba a perder la mejor parte, no dudé en participar.

Gracias por sacar a pasear nuestra mirada y darle ese valor especial de lo único y personal.

20121217-090638.jpg

Las fotos humildemente mías y mi pasos aquí

Anuncios

8 pensamientos en “Poesía en la ciudad

  1. Pingback: Comenzamos Con Botas de Agua | petitcares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s