Kreneaguía

Me resulta imposible cerrar la puerta y pensar que estoy sola. El silencio se escucha tan fuerte que tengo que taparme los oídos.

No quería dejar de mencionar el fantástico día cumpleañero en el paraíso. Kreneaguía reza en la entrada, y como un paraíso griego se levanta lleno de rosas. Por fuera la naturaleza hace su fuerza entre naranjos, granados y nogales, por dentro tres generaciones pasean con descaro saltando de un cuadro a un piano, de un reloj a una silla…
Y así nos colamos, con respeto sabiéndonos beinvenidos. Con la libertad de pasearnos como romeros por sus calles.

Sorpresa la suya, sorpresa la nuestra. Sabios vestidos de verde, alguien que regresa de las antípodas cargado de sonrisas, una alucinada protagonista de no creerse dónde se encunetra, una imprescindible atenta y llena de regalos…

Un día donde los cinco sentidos se perdieron en un festín de guirnaldas de colores y luces de feria.

20120503-124333.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s