Estaba tardando…

Por fin llegó, nadie esperaba esta entrada, pero yo le echaba de menos. No he tenido suficiente frío, suficiente lluvia y bufanda.

Me imagino que Don Tiempo de bigotes rizados con gafas casi transparentes se estará riendo a la vez que se tira de su chaleco de cuadros, los botones forman un arco casi peligroso y se ajustan tanto que parecen cosidos a capas más internas, el aburrimiento hizo su trabajo y los helados fuera de temporada han agrandado los cuadros invernales.
Nos acostumbramos a que todo siga una línea de progresión hacia lo bueno o hacia lo malo, cuando de repente “plas” todo gira y da media vuelta…”bravo, bravo” aplaudimos, sentados desde aquí abajo, “bravo”, gracias por despertarnos de la monotonía. Enfurruñados caminan los que al sol estiran su sonrisa y se niegan a comprender que el tiempo juegue con nuestros gustos, seguirán calzando zapatos de primavera, porque una vez etrenados no hay vuelta altrás. Se mojarán los pantalones con sillas de terrazas esperando al dorado.

Yo, aún con pesadez en los ojos voy a comenzar el día, voy airear las pestañas, las dejaré bailar. Voy a elegir bufanda y guantes y cambiaré los planes para pasear sin rumbo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s