Cinco semanas y tres días

Llevo varias semanas recopilando carretillas de varios colores, una roja, brillante, acharolada, forrada de terciopelo y acolchada, por si los sentimientos se pierden.
Otra verde mate con ruedas de diamante, bien pulidas, por si tuviésemos que correr detrás de la esperanza.
Una azul cielo, vaporosa, tan suave como una nube, tan acogedora como el algodón, por si se pierde la calma.
Y una amarilla, color oro por si se pierden los sueños.

Cinco semanas y tres días es el tiempo estipulado, ya sólo queda mirar hacia delante e ir saltando obstáculos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s