Descalza con Morfeo

Desvelada. Demasiado pronto para levantarme, pero demasiado tarde como para seguir despierta. Más que nunca me encuentro del revés, y aquel don que me persigue me abandonaa por una noche.

Atardeciendo, escuchando sus luchas internas, a luz de luna, sin a penas distinguir nuestras miradas. Nos conocemos de tal manera que no necesitamos de nuestros cuerpos para entendernos. Descargamos nuestras verdades, las más absolutas e inconfesables, la totalidad del guión. Y reforzamos, anudamos y damos otro paso. Dependencia de consejos, de sus consejos.

Una necesidad de desconectar, pero sobre todo de estirar las comisuras, de envenenarnos con copas de vino blanco. Hacer fotos a zapatos, de respirar aire limpio… Nos perderemos por sus cuestas empinadas y le sacaremos el jugo al fin de semana…

Cerraré los ojos, a ver si cae la noche…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s